QUATAIN AMFTM y AQUATAIN cápsulas son productos únicos, de próxima generación y “ecológicos” para controlar las larvas de mosquitos, que respetan el medio ambiente y la salud humana. Ambos productos se pueden comprar libremente, sin ningún registro, en España, en la Unión Europea y en países fuera de la UE.

AQUATAIN AMFTM y AQUATAIN cápsulas, de hecho, no se consideran biocidas a los efectos del artículo 3, párrafo 1, letra a) del Reglamento (UE) nº 528/2012 (Decisión de la Comisión de Ejecución (UE) 2015/655 de 23 de abril de 2015), ya que implementan una acción físico-mecánica, duradera y eficaz durante al menos 4 semanas. No hay posibilidad de desarrollar ningún fenómeno de resistencia.

¿COMO FUNCIONA?

AQUATAIN AMFTM y AQUATAIN cápsulas realizan una acción exclusivamente físico-mecánica. La aplicación de los productos se basa en un principio muy simple, pero muy eficaz, de lucha contra los mosquitos, que es completamente seguro para el medio ambiente y el ecosistema sin interferir con otros sistemas de vida, ya sean animales o vegetación.

La fina película de silicona PDMS (polydimetilsiloxano), que se forma sobre la superficie del agua tras la aplicación, bloquea el correcto desarrollo de los estados inmaduros de los mosquitos (larvas y pupas). Evita que las larvas y pupas tomen el oxígeno de la atmósfera que necesitan para convertirse en adultos, provocando que se asfixien. De hecho, la baja tensión superficial de la película de silicona evita que las larvas y pupas se adhieran a la superficie del agua para tomar el oxígeno del aire necesario para sobrevivir.

Además, los estudios han demostrado que la baja tensión superficial también influye en el proceso de puesta de huevos: las hembras adultas no ponen sus huevos en agua que ha sido tratada con PDMS y si los mosquitos hembra entran en contacto con la película de silicona mientras ponen sus huevos, permanecerían atrapados y morirían. De esta forma, se interrumpe todo el ciclo de vida del mosquito.

SEGURIDAD AMBIENTAL Y ECOLÓGICA DEL PDMS

AQUATAIN AMFTM y AQUATAIN cápsulas se basan en PDMS.

El PDMS es un polímero que tiene múltiples usos: desde la industria farmacéutica hasta la cosmética, en la industria alimentaria (como aditivo) y el sector de la construcción, para la producción de lubricantes, dispositivos médicos, etc. Es una sustancia inerte, con una toxicidad insignificante, no inflamable, no volátil, con baja solubilidad y tendencia a la sedimentación, que se degrada naturalmente en el medio ambiente (por la acción de la luz solar) en compuestos inocuos que normalmente se encuentran en la naturaleza: silicatos inorgánicos (SiO2), dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O).

El PDMS ha sido incluido por la OMS y la FAO en la lista de aditivos alimentarios autorizados y ha superado con éxito las restricciones impuestas por el reglamento de la EPA de EEUU y ha sido exento del reglamento que controla los polímeros.

El producto no conduce a los fenómenos de bioacumulación en los seres vivos, gracias al alto peso molecular que impide el paso de moléculas a través de membranas biológicas. Es un producto no tóxico e inofensivo que no tiene ningún impacto negativo en el medio acuático. La presencia de PDMS no altera los valores del agua de temperatura, pH, saturación de oxígeno, dureza, amoniaco y compuestos nitrogenados. En particular, los valores de saturación de oxígeno se encuentran dentro de los parámetros aceptables para la supervivencia de la flora y fauna acuáticas.

Las pruebas realizadas por organismos de certificación han establecido que el PDMS se puede utilizar en el agua potable. No se ha encontrado evidencia de que se hayan excedido los umbrales toxicológicos como para considerar al PDMS como un producto tóxico, irritante, mutagénico, carcinogénico, o uno cuyos valores puedan indicar una toxicidad sistémica para humanos y animales. Los operadores que utilizan el producto no requieren ningún equipo de protección personal específico.

MUCHAS EXPERIENCIAS EN DIFERENTES CONTEXTOS

Actualmente, el producto se ha introducido en muchas directrices para el control de mosquitos y se utiliza mensualmente en muchos municipios españoles, franceses e italianos. El producto ha sido probado en diferentes condiciones y diferentes contextos, vinculado a la presencia de diferentes tipos de pequeñas cuencas de captación y en condiciones climáticas variables.

Algunas pruebas, realizadas en 2019 con 5 ml de Aquatain AMF en cuencas de captura y muestreo de la población larvaria después de 21, 25 y 31 días después del tratamiento (en diferentes ciclos de intervención y condiciones climáticas también) han demostrado una reducción porcentual promedio de larvas de aproximadamente 99% después de 21 días, 85% después de 25 días de tratamiento, alcanzando el 42% a los 30-31 días después del tratamiento.

La actividad del producto contra las pupas también conlleva una ventaja en comparación con otros productos: la aplicación de Aquatain, por ejemplo, en caso de emergencias por arbovirus, permite estar seguro de eliminar todas las etapas larvarias, incluida la pupa, que no es posible con otros productos, ya que solo actúan contra larvas. Por este motivo, Aquatain AMF garantiza un control total, previniendo todas las etapas del desarrollo larvario.

Además, la variación de la tensión superficial parece funcionar en una reducción de la puesta de huevos para el género Culex, que generalmente permanecen en la superficie del agua.

En definitiva, las experiencias en el mundo con Aquatain AMF confirman:

  • Mortalidad del 100% de las pupas de todas las especies en 3 horas.
  • 100% de mortalidad de las larvas en estadio L3 y L4 en 3 días.
  • 94% de mortalidad de las larvas en estadio L1 y L2 en 10 días.
  • Supresión del 100% de la fase de pupa.
  • No pone huevos en agua tratada.
  • El producto es eficaz durante al menos 4 semanas.
  • No crea ningún fenómeno de resistencia.


APLICACIÓN:

AQUATAIN AMFTM debe utilizarse como tal.

  • Aplicar 1 ml de producto como tal por metro cuadrado de superficie de agua estancada.
  • Aplicar 5 ml de producto como tal en arquetas, canalones y rejillas, según la carga orgánica presente. Sugerimos aplicar el producto utilizando el equipo «Larvamatic».

Larvamatic es un equipo diseñado específicamente para Aquatain AMF y permite una aplicación simple y rápida del producto. Es un equipo muy ligero, capaz de una gran autonomía, que garantiza rendimientos operativos de alrededor de 140-180 aplicaciones por hora. Según la superficie a tratar, es suficiente verter en el agua la cantidad recomendada de AQUATAIN AMFTM y en poco tiempo se cubrirá uniformemente la superficie.

AQUATAIN cápsulas es adecuado para uso doméstico: pequeños depósitos de agua, como maceteros, jarrones, canalones y arcantarillas, neumáticos, estanques de peces, … en áreas domésticas de patio. Es una herramienta válida para involucrar a la ciudadanía, permitiendo así el uso de un producto no biocida en un contexto doméstico. AQUATAIN cápsulas se debe utilizar como tal.

  • Aplicar 1 cápsula en pequeños depósitos de agua (maceteros, jarrones, etc.)
  • Aplicar de 1 a 4 cápsulas en depósitos de agua de tamaño medio (pozos domésticos en patios, alcantarillas, etc.), según la carga orgánica presente. En general, aplicar 4 cápsulas por metro cuadrado de superficie de agua estancada. Las cápsulas completamente degradables se disuelven en agua dentro de 1-4 h, dependiendo de la temperatura ambiente.