Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades
Atlanta, USA

Introducción

Las ratas y los ratones son plagas destructivas que pueden propagar enfermedades, contaminar alimentos y destruir propiedades. Sin embargo, como consecuencia de un desastre, a menudo se reduce el número de ratas y ratones. Por lo tanto, las enfermedades asociadas a las ratas y otros roedores pequeños son poco frecuentes inmediatamente después de un desastre.1

Los roedores que sobreviven a menudo se reubican en otras áreas en busca de alimentos, agua y refugio. A medida que los roedores se establecen en estas áreas, irán construyendo colonias y reproduciéndose. Típicamente, a los roedores les toma entre 6 y 10 meses reestablecer sus colonias después de un desastre. A medida que la población de roedores crece y se reacomoda, aumenta la posibilidad de que las personas estén expuestas a las enfermedades transmitidas por estos animales.

Las siguientes recomendaciones tienen como objetivo ayudar a los residentes a reducir el riesgo de enfermedades o lesiones personales asociadas a los roedores.

Precauciones para evitar la exposición en la casa

La mejor forma de evitar el contacto con los roedores es eliminar las fuentes de alimento, agua y los artículos que sirvan de refugio a estos animales. Donde sea necesario, controle la presencia de roedores a través de un programa de control integrado que incluya medidas de saneamiento ambiental, almacenamiento de alimentos, protección contra roedores y la utilización de venenos y trampas.

Dentro de la casa

  • Mantenga cubiertos el agua y los alimentos y guárdelos en contenedores a prueba de roedores. Un contenedor a prueba de roedores está hecho de plástico grueso, vidrio o metal y tiene una tapa que se ajusta bien.
  • Mantenga cubiertos los alimentos de las mascotas y guárdelos en contenedores a prueba de roedores. Sirva a las mascotas solamente lo necesario para cada comida, y luego guarde o bote cualquier alimento restante. No deje afuera cantidades excesivas de alimento o agua para mascotas durante la noche.
  • Bote la basura con frecuencia y regularidad. Si va a guardar basura y desechos de alimentos dentro de la casa, hágalo en contenedores a prueba de roedores.
  • Lave los platos, las ollas y los utensilios de cocina inmediatamente después de usarlos.
  • Elimine las sobras de comida y recoja cualquier alimento que se haya caído en las áreas de la cocina y el comedor.
  • No guarde dentro de la casa latas vacías u otros envases abiertos que tengan residuos de comida.
  • Si es posible, utilice trampas de resorte o ratoneras en la casa. Utilice una cantidad pequeña y consistente de mantequilla de maní como carnada. Coloque las ratoneras en forma de “T” cerca de los rodapiés o superficies de paredes donde haya marcas de roedores, sus excrementos o donde se hayan visto estos animales. Mantenga las mascotas y a los niños alejados de los lugares donde están las ratoneras.
  • No se recomienda usar trampas con pegamento ni trampas tipo jaula para la captura de animales vivos (live traps). Es muy probable que los roedores atrapados en las trampas tipo jaula vuelvan a entrar a la casa. Las trampas con pegamento pueden asustar a los ratones que son capturados vivos y hacer que orinen, lo que puede aumentar el riesgo de exposición a enfermedades.

Fuera de la casa

  • Tire la basura y los escombros tan pronto como sea posible. Las pilas de leña, trozos de madera u otros materiales que se quieran almacenar para usarse más adelante deben guardarse a una altura de por los menos 12 pulgadas por encima del suelo y tan lejos de la casa como sea posible.
  • Almacene la basura en contenedores a prueba de roedores con tapas que se ajusten bien.
  • Almacene los granos y alimentos para animales en envases a prueba de roedores.
  • Elimine cualquier fuente de alimento, incluidos los animales muertos, que podrían atraer a los roedores.
  • Llévese la basura, los vehículos abandonados, las llantas desechadas y otros productos que pudieran servir de nido a los roedores.
  • Mantenga corto el pasto y corte o elimine los arbustos y malezas densas que puedan servir de refugio y protección a los roedores. Recorte las ramas de cualquier árbol o arbusto que cuelguen o toquen las paredes de la casa.
  • Coloque trampas de resorte en las edificaciones anexas y en otras áreas donde se hayan encontrado signos de la presencia de roedores. No permita que los niños ni los animales jueguen cerca de las trampas o ratoneras.

Acondicione su casa a prueba de roedores

Dentro y fuera de la casa, selle toda abertura o hueco más grande que ¼ de pulgada de diámetro con cualquiera de los siguientes materiales: cemento, malla metálica de bajo calibre, tela de alambrera, tela metálica, lana de acero, masilla, espuma explandible o cualquier otro material que sirva para este propósito.

Limpieza de las áreas contaminadas por roedores o con roedores muertos

Realice una limpieza a fondo de las zonas que tengan signos de actividad de roedores para reducir la probabilidad de exposición a gérmenes y otras enfermedades. Al limpiar, es importante que no haga levantar el polvo cuando barra o aspire los excrementos, la orina o los materiales de los nidos.

Limpieza de las superficies contaminadas

  • Use guantes de caucho, látex, vinilo o nitrilo si toca roedores muertos, trampas o excrementos de roedores.
  • Rocíe con un desinfectante la orina o los excrementos de los roedores o utilice una solución de cloro de 1:10 (1 parte de cloro /10 partes de agua) hasta que el sitio que esté limpiando esté totalmente mojado. Utilice una toalla de papel para recoger la orina y los excrementos, coloque esta toalla en una bolsa sellada y bótela afuera.
  • No aspire ni barra la orina, los excrementos ni las superficies contaminadas a menos que hayan sido desinfectadas.
  • Después de eliminar los excrementos y la orina, desinfecte los artículos que podrían haber quedado contaminados.

Eliminación de roedores muertos

  • Revise las trampas con regularidad.
  • Rocíe los roedores muertos con un desinfectante o una solución a base de cloro.
  • Con los guantes puestos, levante la barra de metal con resorte de la ratonera, saque el roedor y déjelo caer en una bolsa plástica, o coloque la trampa con el roedor muerto en la bolsa plástica, y séllela. Luego, coloque la bolsa plástica con el roedor en una segunda bolsa plástica y séllela también. Bote rápidamente la doble bolsa plástica sellada con el roedor adentro.
  • Después de quitarse los guantes, lávese bien las manos con agua y jabón (o use un gel a base de alcohol, si no tiene agua corriente ni jabón y sus manos no están visiblemente sucias).
  • Si va a utilizar la trampa a otra vez, sumérjala y lávela con un desinfectante o solución a base de cloro y enjuáguela bien después.
  • Siga utilizando las trampas al menos 1 semana más después de capturar el último roedor.
  • Si los roedores siguen causando problemas, considere contratar a un exterminador de plagas profesional para que le ayude.

Potenciales enfermedades transmitidas por roedores en las áreas afectadas por el huracán Katrina

La tabla que aparece en esta página contiene una lista de las potenciales enfermedades en las áreas afectadas por el huracán Katrina (Louisiana, Mississippi, and Alabama). Muchas de estas enfermedades son poco frecuentes. Sin embargo, los residentes de las áreas afectadas deben saber que es probable que los roedores busquen refugio en las casas después de un desastre. Los residentes que vuelven a entrar a sus casas deben tomar precauciones a la hora de eliminar la orina, los excrementos o los materiales de los nidos y deben tomar medidas para eliminar los alimentos y los nidos a fin de eliminar la infestación, como se mencionó anteriormente.

Tabla. Potenciales enfermedades transmitidas por roedores en las áreas afectadas por el huracán Katrina  
Enfermedad Reservorio Método de transmisión  
Leptospirosis Roedores y otros animales Ingestión de agua o alimentos contaminados; contacto de la piel o las membranas mucosas con agua o suelos contaminados con la orina de animales infectados.  
Coriomeningitis linfocítica (LCM) Ratones caseros Ingestión o inhalación de polvo o alimentos contaminados con secreciones o excreciones de roedores o contacto de las membranas mucosas con los mismos; y ocasionalmente heridas por mordeduras.  
Síndrome pulmonar por hantavirus (HPS) Rata algodonera, rata
arrocera y rata de pata
blanca 
en región afectada
Ingestión o inhalación de polvo o alimentos contaminados con secreciones o excreciones de roedores o contacto de las membranas mucosas con los mismos; y ocasionalmente heridas por mordeduras.  
Tifus murino Ratas Inhalación de heces o ectoparásitos aerolizados; picada de una mosca o ácaro infectado; o inoculación de la piel escoriada con ectoparásitos aplastados o heces.  
Fiebre por mordedura de rata Ratas y posiblemente ratones Herida debido a un rasguño o mordedura; ingestión de leche, agua o alimentos contaminados con heces de ratas.  
Rickettsiosis pustulosa Ratas y ratones Mordedura de un ácaro infectado.  
Salmonelosis Ratas y ratones Ingestión de heces por tocar roedores o sus excrementos o ropa de cama infectada.