Una especie de termita muy destructiva llega a Tenerife, Reticulitermes Flavipes. La plaga ha afectado ya a los municipios de La Laguna, Arona y Tacoronte y se pide el estado de emergencia para evitar que se extienda por toda la isla.

La plaga ha afectado ya a los municipios de La Laguna, Arona y Tacoronte y se pide el estado de emergencia para evitar que se extienda por toda la isla

Se ha reclamado que se declare el estado de emergencia en Tenerife para combatir la plaga de termitas americanas que de momento afectan a los munici

pios de La Laguna, Arona y Tacoronte, para evitar que esta especie invasora se extienda por toda la isla. Las termitas suponen una amenaza para el medioambiente, la agricultura, la economía y el patrimonio cultural, advierte Sí se puede en un comunicado.

Para esta organización, “la falta de operatividad” hasta ahora de las instituciones públicas hace imprescindible “una coordinación de máximo nivel entre las distintas administraciones” para erradicar las termitas “antes de que los daños sean irreversibles”

En la población existe ya “una alarma justificada” por “los estragos” que causa la plaga y por “la falta de operatividad de los organismos públicos”, asegura en un comunicado el portavoz de Sí se puede en Tenerife, Esteban Lorenzo.

En estas localidades existe ya “una alarma justificada” por “los estragos” que causa la plaga

Ayuntamientos, Cabildo y Gobierno de Canarias deben coordinarse para destinar con carácter urgente medios económicos, técnicos y materiales para atacar la plaga, según Sí se puede, que pide además la implicación de la Federación Canaria de Municipios (Fecam) y la Federación Canaria de Islas (Fecai).

Las administraciones públicas “deben asumir el coste total de la contratación de la empresa o empresas que puedan hacerse cargo de aplicar el protocolo establecido oficialmente”, según Sí se puede.

Además, “ya está tardando la puesta en marcha de una campaña de información a la ciudadanía” sobre “la gravedad de esta plaga” y las actuaciones básicas precis

as. Para Sí se puede, es “imperdonable” la falta de control y vigilancia en puertos y aeropuertos para impedir la introducción de este tipo de plagas.

La termita estadounidense ‘Reticulitermes flavipes’ ha llegado a Tenerife. Se trata de una la termitas más devastadoras del mundo: puede destruir incluso viviendas y se extienden a gran velocidad: hasta un kilómetro por termiteros formados con barro y excrementos.

La primera invasión de dichos insectos en las Islas Canarias se produjo en 2010, cuando una urbanización de chalés de Tacoronte tuvo que llamar a una empresa que erradicara la plaga.

Ahora la invasión de termitas se ha extendido a La Laguna e, incluso, hasta Arona, ubicada a 60 kilómetros del municipio canario que sufrió la primera plaga.

El Cabildo prepara junto al Gobierno regional un plan con el que pretenden erradicar la plaga, en un plazo de diez años y con un presupuesto de cinco millones de euros según el Cabildo, aunque el Ejecutivo regional asciende la cifra a diez millones en un plazo de cuatro años.

El consistorio de Tacoronte ha propuesto la subvención de equipos para la erradicación de la plaga, de manera que los particulares, que necesitarán más de 20 dispositivos de insecticidas para erradicar los insectos de una sola casa, puedan conseguir tratamientos efectivos.

La climatología de las islas y su temperatura constante favorece su actividad, pero no es el único punto de España que la ‘Reticulitermes flavipes’ ha invadido: en Benamejí, Córdoba, se destinó más medio millón de euros en 2008 para acabar con una plaga que estaba carcomiendo las casas del casco histórico del municipio.