Un sistema electrónico de monitoreo de la higiene de las manos empleado en un hospital de enseñanza terciaria ha sido criticado por ser incorrecto e inconveniente.

El sistema, que se introdujo en la unidad de UCI de un hospital anónimo de EE. UU, fue diseñado para detectar los movimientos del personal sanitario en las áreas de pacientes y proporcionar alertas sobre oportunidades de higiene de manos perdidas.

Una red de transmisores de radiofrecuencia en áreas de pacientes, dispensadores de higiene de manos y brazaletes personales se conectó a una computadora central que continuamente recopilaba datos en tiempo real sobre la frecuencia con la que se realizaban los procedimientos de lavado de manos. Mientras tanto, un observador humano realizaba la misma función.

Sin embargo, un cuestionario de satisfacción del personal después del estudio reveló que el 51 por ciento del personal no estaba satisfecho con el sistema.

«A pesar del entusiasmo inicial por el sistema electrónico de HH, esto pronto cambió a decepción y, posteriormente, a la falta de voluntad para continuar con su uso», escriben los autores del estudio.

«El personal de la UCI reconoció la necesidad de mejorar la higiene de las manos, pero el 76 por ciento se sintió decepcionado por el bajo rendimiento del sistema. Y el 44 por ciento se quejó de las molestias de llevar el brazalete requerido».

Se encontró que el sistema subestimaba constantemente el rendimiento del personal y las oportunidades para la higiene de las manos en comparación con los hallazgos del observador humano. Y el resumen semanal del cumplimiento de la higiene de las manos también se consideró en gran medida inexacto.

Los autores del estudio concluyeron que cualquier futuro sistema electrónico de higiene de manos tendría que ser altamente preciso y también cómodo de usar para tener éxito.