De igual forma que el número de casos notificados de legionelosis en Europa/EEUU van en aumento y el nivel de conciencia sobre su control preventivo es mayor, existe también una creciente demanda de tecnologias que permitan una detección rápida y precisa de la bacteria Legionella, tanto en instalaciones de agua como en contextos de atención médica. En los próximos años se preve un crecimiento de este sector, especialmente en el análisis de muestras de agua.

El tamaño global del mercado de métodos de análisis para la detección de la bacteria Legionella se valoró en160 millones de dólares en 2015 y se espera que crezca a una tasa de crecimiento anual compuesto (TCAC) de 8.4% hasta 2025.

Asi lo expone un estudio realizado por la consultoría estadounidense Grand View Research, que analiza la tendencia de este segmento del mercado para el período 2016-2025, en el ámbito regional de América del Norte, Europa, Asia Pacífico, América Latina y región MEA (Oriente Medio y África).

El crecimiento previsto vendría impulsado por factores como la creciente incidencia de los casos notificados de legionelosis, una mayor conciencia sobre la importancia del control preventivo de la enfermedad y el desarrollo de legislaciones más exigentes con el control de las instalaciones de riesgo.

Dado que la bacteria Legionella puede proliferar y dispersarse en aerosoles a partir de una gran variedad de instalaciones que utilizan agua para su funcionamiento, existe una creciente demanda, por parte de las industrias involucradas, de métodos de detección de la bacteria rápidos y precisos, que faciliten tanto la prevención como la reacción rápida en caso de producirse infecciones.

Se preve que el crecimiento se produzca tanto en el análisis ambiental de muestras de agua de las instalaciones, como en las pruebas para el diagnóstico clínico en muestras humanas.

 

Las pruebas de detección de Legionella en muestras de agua fueron el segmento más grande y de mayor crecimiento del mercado mundial dentro del sector. Los factores que contribuyen a este hecho incluyen, como hemos comentado, el desarrollo de leyes que obligan a realizar pruebas periódicas de presencia de la bacteria en instalaciones de riesgo para mejorar el control y la prevención de la Legionella, como es el caso de diversos países de Europa.

Cultivo microbiano vs. PCR

El cultivo microbiano tuvo en el 2015 una participación mayoritaria en las pruebas realizadas en muestras de agua, seguido de la técnica de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR). Sin embargo se preve que la PCR sea el segmento que experimentará un mayor crecimiento.

La PCR aporta ventajas como un diagnóstico rápido, preciso y con resultados reproducibles. Por lo que va tomando protagonismo como método de detección.

La limitación de tiempo es el inconveniente más importante que presentan los métodos de prueba convencionales, ya que pueden tardar hasta semanas en entregar los resultados y son ineficientes para proporcionar resultados precisos a tiempo. La ausencia de diagnósticos precisos y rápidos, puede obstaculizar la toma de decisiones adecuadas en cuanto a prevención y control de brotes de legionelosis..

Otro factor importante es que los métodos de prueba convencionales generalmente requieren mucha mano de obra e implican intervenciones manuales, que pueden causar contaminación y tener efecto sobre los resultados. Los avances tecnológicos de diagnóstico, en términos de automatización y digitalización, son asimismo responsables del crecimiento del mercado.

La automatización facilita hasta un 50% de ahorro de tiempo en los procedimientos de diagnóstico, ya que reduce la carga de las intervenciones manuales. Además, los resultados son fiables, precisos, sensibles y generan resultados estandarizados y reproducibles.

Por estos motivos, los métodos avanzados de diagnóstico rápido están ganando popularidad y su demanda continuará expandiéndose en los próximos años.

Crecimiento por regiones

Europa se identificó como el mayor mercado para las pruebas de detección de Legionella en el año 2015. Esto se debe principalmente a los altos niveles de conciencia sobre la legionelosis y su prevención y control. Los gobiernos de algunos países de esta región, como el Reino Unido y Alemania, han hecho que las pruebas de detección de la Legionella en instalaciones de riesgo sean obligatorias.

 

Por otra parte, se preve que la región de Asia Pacífico muestre la tasa de crecimiento más rápida durante el período de pronóstico (2016-2025). Los factores implicados en este crecimiento serían la creciente población geriátrica en esta región, que es más propensa a infecciones, el aumento de los ingresos disponibles y una mayor penetración de los productos de detección de la Legionella, a través de una red de distribución global.

Fuente: www.grandviewresearch.com