Son muchas las personas que preguntan si la carcoma, las termitas u otros insectos xilófagos se alimentan también de los tableros de partículas, normalmente conocidos como aglomerados, o de fibras. Estos últimos se conocen también como tableros MDF (medium density fibreboard) o DM (densidad media).

Lo primero que debemos tener en cuenta para resolver esta pregunta es que estos insectos de la madera se alimentan de la celulosa, una molécula presente en las plantas y árboles. Por tanto, si existe celulosa habrá alimento para ellos.

La duda viene ya que estos tableros, los cuales se utilizan para fabricar toda clase de muebles, sufren un proceso industrial donde se mezclan madera triturada con adhesivos y otros componentes químicos. Puede parecer ser lógico pensar que tras este proceso lo que antes era comida para estos insectos deje de serlo.

La realidad es otra, ya que de hecho las termitas y la carcoma atacan los tableros aglomerados y/o MDF. Desde luego no con la misma virulencia con lo que lo harían con la madera natural, pero si no tienen otro alimento a mano lo harán. No solo sucede con estos materiales, también con otros productos fabricados con madera como cartón, papel e incluso algunos tejidos.

Es posible adquirir tableros de fibras o partículas con tratamientos fungicidas que ayudarían a repeler estos insectos. Algo muy útil en zonas geográficas y ambientales donde las termitas, la carcoma, polillas u otros insectos son abundantes. Además se puede aplicar tratamientos superficiales para evitar la aparición de xilófagos.

Los tableros de fibras de madera son tableros fabricados a partir de la unión bajo presión de un adhesivo (colas y/o resinas) con fibras de madera obtenidas a través de un proceso industrial. Este proceso fuerza el paso de la madera a través de unos rodillos metálicos que la convierten en hilos mientras es secada reduciendo la humedad hasta el 20%. No necesariamente se utiliza madera de manera exclusiva, se pueden utilizar cortezas, fibra de carbono, bambú, etc. También cabe mencionar que el uso de formaldehído se ha reducido drásticamente, y con ello la toxicidad del producto.

Generalmente cuando se habla de tableros de fibras se habla de MDF o tableros de densidad media (DM), sin embargo, esto no es del todo correcto. Es cierto que este el tipo más frecuente, pero no el único. Cuando la densidad del tablero supera los 850kg/m3 es más correcto hablar de HDF (High Density Fibreboard) o tablero de fibras de alta densidad, mientras que si está por debajo de 500kg/m3 hablaremos de LMF (Low Density Fibreborad) o tablero de baja densidad.

Si el objetivo es conseguir un material más ligero, aunque se sacrifique algo de resistencia se suele optar por un tablero de baja densidad, mientras que si buscamos una mayor resistencia en un espesor igual o menor nos inclinaremos por los de alta densidad. La demanda de estos últimos había sufrido un bajón, pero se ha recuperado en estos años, destacando sus usos en la fabricación de encimeras más finas, mobiliario y suelos laminados.

Hay diferencias entre como atacan la carcoma y las termitas

Hay diferencias importantes. Las termitas son insectos sociales, es decir, atacan en grupo. Forman colonias que no paran de crecer y que cada vez necesitan más alimento.

La carcoma no es social, de hecho, van solas. Se alimentan de madera durante su ciclo larval y luego abandonan el agujero que han hecho en la madera.

El correcto diagnóstico es muy importante, ya que este depende en gran medida la solución a aplicar. En el caso de la termita, cuyo ataque puede ser mucho más importante, un diagnostico a tiempo es imprescindible.