Estudios recientes han demostrado que los insectos voladores -moscas, mosquitos y avispas- pueden transportar hasta seis millones de bacterias y más de un centenar de patógenos, siendo causantes de enfermedades como el colera, la salmonelosis o la tuberculosis.

Anticimex consolida su apuesta por la digitalización de sus servicios SMART con la incorporación del SMART Fly Control, un innovador sistema que combina las tradicionales trampas de luz con análisis de datos para una gestión de plagas más eficiente

Emplear métodos tradicionales para controlar la gran cantidad de insectos voladores, tales como las moscas, los mosquitos y las avispas, con los que compartimos el entorno no es tarea fácil; y más cuando llega el buen tiempo que suelen multiplicarse por las altas temperaturas. La nueva solución SMART Fly Control, desarrollada por la compañía líder en control de plagas Anticimex, ofrece la posibilidad de mantener los espacios libres de insectos voladores con un servicio digital, moderno, eficiente y respetuoso con el entorno.

El riesgo de no tratar una plaga de insectos voladores puede ser devastador para alguna industria, como la alimentaria, hotelera y de restauración. Los insectos voladores se reproducen rápidamente y con suma facilidad en condiciones favorables de nuestro entorno. Además, recientes estudios demuestran que pueden transportar hasta seis millones de bacterias y más de un centenar de patógenos, siendo causantes de enfermedades como el colera, la salmonelosis o la tuberculosis.

 “Los insectos voladores suponen una amenaza real para cualquier empresa que se dedique a la manipulación de alimentos, a la  restauración,  a la producción farmacéutica, al envasado de productos o a la fabricación de equipos sensibles”, asegura Jordi Tapias, director técnico de Anticimex España. “Con nuestro servicio SMART Fly Control satisfacemos las demandas de entornos libres de plagas, sanos y seguros con un grado  información y eficacia que hasta ahora no había sido posible”.

Su principal ventaja es que proporciona un sistema de alerta rápida que reacciona inmediatamente al incremento del número de insectos voladores capturados y a los cambios de temperatura y humedad. Un control continuo, que permite actuar a tiempo y detectar amenazas potenciales mediante la información extraída de los dispositivos. “Los datos que recibimos nos permiten monitorear y analizar el entorno de nuestros clientes de forma continua, garantizando así protección completa las 24 horas de día, los 7 días de la semana”, asegura Jordi Tapias.

Con este servicio todo tipo de negocios, como restaurantes, hoteles, cocinas industriales o industrias sensibles pueden estar protegidos bajo una eficiente solución digital que aporta una mejora continua. “Gracias a la información que recibimos de las trampas en tiempo real, podemos configurar la mejor solución posible para cada cliente, reduciendo así, en gran medida, el riego de que ocurran problemas costosos”, concluye Jordi Tapias.

I+D y tecnología para combatir las plagas

La multinacional sueca Anticimex ha aportado una nueva metodología al sector del control de plagas gracias al desarrollo de sus servicios Anticimex SMART. La compañía aplica soluciones basadas en tecnología digital que combinan técnicas respetuosas con el medioambiente que minimizan el uso de pesticidas con el análisis de datos de capturas en tiempo real y el asesoramiento de biólogos y experimentados profesionales.

Anticimex SMART Fly Control complementa el servicio Anticimex SMART, que cuenta con una amplia gama de soluciones inteligentes tanto para el control digital de roedores como de insectos, pudiendo integrar toda la información en una misma plataforma digital para la gestión de datos y toma de decisiones más efectiva. El servicio Anticimex SMART para el control de roedores, se ha introducido con éxito durante los últimos años tanto en municipios que buscan una solución efectiva en su alcantarillado público como en empresas y particulares.