La compra de la empresa valenciana Desinfecciones Benidorm y de la manchega Extermin, permitirá a Anticimex ampliar sus servicios en España

Anticimex ha cerrado el ejercicio 2016 con una facturación de 23 millones de euros, lo que supone un incremento del 20% respecto al año anterior 

La multinacional sueca especializada en servicios de control de plagas, Anticimex, ha comprado la empresa alicantina Desinfecciones Benidorm y el negocio de control de plagas de la compañía Extermin, radicada en Toledo, con el fin de fortalecer su presencia en España y ampliar sus servicios.Anticimex basa su crecimiento en una estrategia que combina su servicio SMART, que evita el uso de biocidas, y se apoya en los últimos avances tecnológicos, con la adquisición de compañías del sector para reforzar su presencia en el mercado.

El grupo empresarial de Anticimex en España facturó 23 millones de euros durante 2016, un 20% más que el año anterior. Tras cuatro años de actividad en España y tras las últimas incorporaciones, Anticimex cuenta con una plantilla de 400 personas repartidas en 21 delegaciones que ofrecen servicios de control de plagas a más de 18.000 clientes entre particulares, corporaciones y el sector público.

“Con una facturación de 23 millones este año, hemos logrado superar los objetivos que nos habíamos marcado. Al mismo tiempo, hemos sido capaces de extender el uso de nuestros servicios SMART, más inteligentes y respetuosos con el medio ambiente, en el mercado”, señala Josep Valls, director general de Anticimex España.  Dos adquisiciones para tener una mayor cobertura de servicioCon las adquisiciones de Desinfecciones Benidorm, en la localidad levantina y de la división de control de plagas de Extermin, en Toledo, Anticimex refuerza su presencia en el territorio español, en el que suma ya un total de 21 delegaciones. Ambas empresas cuentan con una amplia cartera de clientes del sector público y privado y juntas facturan más de un millón de euros al año.

La operación con Extermin permitirá a Anticimex consolidar su posición en Castilla-La Mancha, especialmente en Toledo, donde se ubicará una nueva delegación de la compañía que permitirá la comercialización de los servicios Anticimex SMART para el control digital de plagas.  Por su parte, Desinfecciones Benidorm, con una gran especialización en el sector turístico, se convertirá en la delegación de Anticimex en la ciudad y la primera de la provincia de Alicante. Revolución en el control de plagas: servicios digitales y ecológicosJunto a las adquisiciones estratégicas, el crecimiento de Anticimex se centra en la implantación de soluciones innovadoras y pioneras en España para el control de plagas.

Josep Valls explica que “el desarrollo del servicio Anticimex SMART permite actuar de un modo proactivo, anticipándonos a los problemas, siendo mucho más eficiente y minimizando el uso de biocidas. Este tipo de servicios es aplicable a cualquier tipo de cliente, desde particulares a entornos públicos de las ciudades o la industria alimentaria”. Se trata de una solución 100% efectiva que ofrece datos reales de la actividad y que contribuye a la consolidación de las Smart Cities, ya que permite administrar toda la información en control remoto, lo que garantiza la rapidez y precisión de las acciones correctivas.