Los científicos han descubierto una propiedad desconocida de la seda de tela de araña y lo han utilizado para crear un nuevo material “híbrido”. El nuevo hilo inspirado en la naturaleza, que actúa tanto como un sólido y un líquido, podría dar lugar a una serie de nuevos materiales y tecnologías.

1

La seda de araña, que se encuentra en la naturaleza, tiene una resistencia semejante a la tracción del acero  y una elasticidad similar a la del caucho.

Estas dos propiedades hacen de dos a tres veces más fuerte que el Kevlar y nylon. Además, la seda de araña es pegajosa, antimicrobiana, hipoalergénico y biodegradable. Por lo tanto, los científicos e ingenieros podrán controlar sus propiedades para desarrollar materiales sintéticos muy fuertes y robustos.

Una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad de Oxford y la Universidad Pierre y Marie Curie de París, descubrieron otras singularidades notables: la seda producida por las arañas de la familia Araneidae (araña orbe, común en los EE.UU.) sigue siendo tensa, incluso después de ser estirada a varias veces su longitud original. Además, se contrae de una manera que es muy similar a un líquido.

Cuando se comprime la seda de araña, sus filamentos más cortos se enrollan en el interior de pequeñas gotas de pegamento acuosas que se adhieren, lo que permite a la red  mantener la energía. El proceso es reversible, permitiendo que el alambre se extienda.

Miles de pequeñas gotas de este pegamento consiguen de una manera sencilla atrapar las moscas. Sorprendentemente, cada gota contiene suficiente tensión en sus pieles de agua saturada como para enrollar las piezas cazadas en el hilo. Y el cabrestante se utiliza para mantener la tensión del hijo en todo momento, ya que todos podemos observar y verlo en nuestros jardines.519S4a-i1

Vollrath y su equipo se inspiraron en este “hilo líquido” para crear sus propias fibras compuestas en el laboratorio. Se profundizó en el equilibrio delicado y sutil entre la elasticidad de la fibra y la tensión superficial de las gotitas. Esta seda artificial resultante actúa como la araña: el hijo se desenrolla dentro de las gotitas de aceite, ya que estas se estiran y se contraen.

El material se considera un híbrido, ya que se extiende como un sólido y se comprime como un líquido. El proceso es similar a lo que se observa cuando las gotas de agua entran en contacto entre sí.

Por último, este hilo híbrido podría acarrear avances en la ciencia de los materiales, ingeniería y medicina.