Por Esinal Ediciones

Hay que  evitar los brotes de piojos, estos insectos parasitarios sin alas, que viven en la cabeza de las personas y se alimentan de su sangre. Un adulto llega a tener el tamaño aproximado de una semilla de ajonjolí, los huevos, llamados liendres, son aún más pequeños, casi como una escama de caspa, estos son más fáciles de detectar en la línea del cuello y
detrás de las orejas.

El doctor Miguel Altuzar Figueroa dice que  existen tres tipos de pediculosis: la del cuero cabelludo (que es la más común), la del cuerpo y la del pubis, todas ellas causadas por diferentes tipos de piojos, parásitos aplanados que miden de tres a cuatro milímetros, que toman el cuero cabelludo como su hábitat natural y se alimentan de sangre.

Una hembra puede depositar hasta 10 huevecillos diarios, que en quince días se habrán convertido en formas adultas sexualmente fértiles, llegando a poner más de 150 huevecillos en un mes. La forma más frecuente de adquirir piojos, explica el médico especialista, es por el contacto cercano de persona a persona, sin embargo, como pueden sobrevivir hasta un día fuera del ser humano, se transmiten por compartir objetos como toallas, gorras, cascos, peines, cepillos y ropa, por ello cuando se detecta a una persona con este padecimiento, hay que indagar el estado de salud de su núcleo familiar y de la comunidad a la que pertenece, para tratar de abarcar el problema integralmente e impedir tanto epidemiaPiojos como re infestaciones.

De igual forma hace especial énfasis en que la higiene personal no se relaciona con el contagio de estos, ya que los piojos requieren de un ambiente limpio para adherir mejor al cabello las liendres e, incluso,  para facilitar su movimiento, ya que si dejáramos de lavarnos el cabello, comenzaríamos a acumular grasa y esto le dificultaría a los piojos su reproducción y su movimiento.

Para prevenir la aparición de estos insectos, se recomienda en primer lugar, hábitos adecuados de higiene personal, que incluyen buen aseo corporal y cambiar la ropa diariamente, de ser posible. Una vez confirmado el padecimiento, la mejor manera de erradicar los piojos es mediante el aseo adecuado del cabello con productos que contienen piretrinas, además un cepillado enérgico diario con un cepillo escarmenador.

Se recomienda  sumergir durante unas horas en la loción todos los articulo para el cabello, lavar toallas y ropas con agua caliente, así como usar de preferencia, el cabello corto. Precisó que los piojos tienen una vida promedio de 30 a 45 días y están presentes durante todo el año, independientemente del clima. El doctor Altuzar Figueroa comenta que el piojo puede transmitir diversas enfermedades, por lo que, exhortó a efectuar habituales revisiones a los integrantes de su familia, sobre todo a las niñas que tienen una mayor predisposición por tener el pelo más largo.
Agencia Quadratín. © 2016.