Cualquiera puede acabar con los chinches. De manera opuesta a lo que se cree popularmente, si llevas chinches a casa en la ropa, en el equipaje u otras superficies, incluso las casas más inmaculadas pueden terminar con una plaga. La gravedad de los síntomas asociados a las picaduras de chinches varía dependiendo de cada persona.

Algunas personas incluso ni siquiera saben que las han picado, mientras que otras pueden ser tan alérgicas a las picaduras que desarrollan una erupción y una comezón intensa. Antes de que se uesen remedios para tratar las picaduras de chinches, hay que asegúrate que son estos insectos.

Inspecciona las picaduras cuidadosamente. 

Las picaduras de chinches se parecen comúnmente a otras picaduras de insectos, incluyendo a las de los mosquitos. Por lo general, implican un bulto elevado y rojizo, pero también pueden parecer una ampolla. Las picaduras de chinches son difíciles de distinguir de las de otros insectos, incluso un médico clínico generalmente no puede diagnosticar las picaduras con solo mirarlas.1

Sin embargo, las picaduras de chinches tienen un patrón único. Aunque algunas picaduras pueden aparecer solas, la mayoría aparecen en una fila de tres a cinco picaduras (denominadas “desayuno, almuerzo y cena”) o en un grupo de bultos rojos (una erupción llamada dermatitis de chinches).

Las picaduras suelen aparecer en una formación en zigzag, pero también pueden aparecer en una línea recta si el chinche te pica en la mañana.

Las picaduras suelen darse en áreas expuestas del cuerpo, como el cuello, la cara, los pies y los brazos. En contraste con las picaduras de mosquitos, las de chinches ocurren raramente en la parte posterior de las rodillas o en los pliegues de la piel.

Por lo general, los bultos o la erupción se van en una a dos semanas. Sin embargo, aunque una picadura o un conjunto de picaduras puedan curarse, si no se ha erradicado el problema por medio de un exterminio de la plaga, entonces las picaduras pueden continuar. En tanto haya chinches en casa, tratarán de picarle.

Analizar cuándo se dan las picaduras.2

Examinar, por ejemplo, si las picaduras son después de levantarse de la cama, cuando no se habían notado previamente. Sin embargo, esto también puede ser difícil de determinar, ya que el tiempo de reacción de cada persona puede variar significativamente. Los síntomas que ocasionan las picaduras se pueden manifestar en algún punto, desde un par de horas hasta más de una semana después de que hayas sido picado.

Las picaduras de chinches pueden tener un periodo largo de incubación. Los signos visibles de la picadura (un bulto que produce comezón y de color rojo) pueden aparecer hasta 10 días después de que te hayan picado inicialmente.

Signos de chinches en casa. 

Los chinches desean estar en donde las personas están para poder obtener la sangre caliente de los humanos. Un signo notorio son las manchas rojas en las sábanas. Probablemente procedan de un chinche que ha sido aplastado después de comer o de las picaduras que deja el chinche cuando se termina de alimentar.3

Inspeccionar todo el colchón, incluyendo la cobertura y las costuras. Buscar chinches durmientes, cadáveres, pieles vacías (sus exoesqueletos) y heces (lucirán como pequeñas manchas negras). Revisa también las sábanas, las fundas de las almohadas y las almohadas.

Es muy difícil ver y atrapar a un chinche vivo. Son pequeños insectos marrones, los cuales tienen cuerpos ovalados y amplios. Son muy buenos para ocultarse. Sin embargo, encontrar un chinche es la única manera de confirmar que efectivamente la picadura procede de un chinche.

Lavar las picaduras con agua y jabón. 

Lavar el área con un jabón suave y agua. Usar una barra de jabón y suficiente agua para humedecer la superficie de las manos. Frotar el jabón en las manos hasta que se convierta en una espuma espesa. Frotar generosamente la espuma en el área afectada.

Repetir la operación hasta que toda el área esté cubierta. Dejar la espuma y “no”  enjuaguarse. Permite que se seque sobre las áreas de las picaduras. De esta manera se debe experimentar un alivio inmediato de la comezón.4

Aplicar una crema

Aplicar una crema esteroide que alivie la picazón y que no requiera prescripción. Una crema que contenga hidrocortisona o cortisona, como Cortaid, puede reducir la inflamación y la comezón. Puede comprarse una crema con 1 % de hidrocortisona en cualquier farmacia.

Seguir las instrucciones del envase para aplicar la crema debidamente. La crema es muy suave y no causa efectos secundarios si se usa por un periodo corto de tiempo, como una semana.

También puedes conseguir una crema más fuerte que contenga corticosteroide con una prescripción medica.

Tener en cuenta que, normalmente, las picaduras de chinches no requieren tratamiento médico. Desde una perspectiva estrictamente médica, los chinches no suponen una gran amenaza al ser humano. Además, no hay evidencia que indique que alguno de los tratamientos reducirá el curso natural de las picaduras (una a dos semanas), ya que no se han realizado estudios al respecto.5

Si se ven chinches durante las vacaciones, especialmente en un clima más tropical, asegúrese de lavar toda tu ropa en el agua más caliente posible antes de regresar a casa. Esto impedirá que se lleven chinches a casa.