Las reinas de la supervivencia

Si tuviesen el don de la palabra, las cucarachas podrían relatarnos, como testigos directos, una gran parte de la historia de nuestro planeta tierra, que habitan unos 350 millones de años, inmediatamente después de que las primeras formas de vida ganasen la tierra firme. El periodo de estancia del hombre moderno sobre la tierra es de unos 100.000 años, es decir menos de un tercio de milésima parte que el de las cucarachas. Y es asombroso que en los casi 400 millones de años transcurridos desde su aparición, las cucarachas no han necesitado cambiar de aspecto, por lo que son verdaderos fósiles vivientes.

Las cucarachas pudieron ser testigos de la primera aparición de ese instrumento maravilloso que es el poseer alas. Se pasearon entre las patas de los dinosaurios, y son más resistentes, comparativamente, que una ballena o un tiburón, sobreviviendo bien a catástrofes como las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagashaki en la 2ª Guerra Mundial.

Los registros fósiles indican una relativa abundancia de cucarachas ya en el periodo carbonífero. Este periodo forma parte del paleozoico, comenzó hace 362,5 millones de años y finalizó hace unos 290 millones de años. El nombre tuvo su origen en Gran Bretaña, donde se aplicó por vez primera en 1822 a los estratos portadores de carbón (del latín carbo, ‘carbón’ y ferre, ‘portar’) de Inglaterra y Gales. Por ello, las cucarachas han vivido casi toda la historia de ese éxito de la evolución que son la clase a la que pertenecen, los insectos, que representan el 85% de la diversidad animal y que han conocido las tres grandes explosiones evolutivas que llevaron, respectivamente, al desarrollo de las alas, la metamorfosis y la vida en sociedad.

Hace unos 450 millones de años, alrededor de los periodos ordovícico y silúrico, la atmósfera había alcanzado densidad suficiente para filtrar los rayos UV y permitir el desarrollo de las primeras plantas en tierra firme. Inmediatamente, algunos animales artrópodos, con patas articuladas, colonizan esas zonas, asegurando la implantación de las formas de vida sobre la tierra firme. ¿Se desarrollaron los insectos a partir de los miriápodos, animales de numerosas patas y con tráqueas respiratorias, o más bien lo hicieron a partir de los crustáceos?. En cualquier caso, en el periodo devónico, hace unos 400 millones de años, ya existían insectos terrestres en las zonas pantanosas cálidas y húmedas. Y en el carbonífero inferior, hace unos 350 millones de años, experimentaron su primera explosión evolutiva, al aparecer las alas y la posibilidad de volar.

La segunda explosión evolutiva fue la de la crisálida, bien con metamorfosis completa (como los lepidópteros, las mariposas) o con metamorfosis incompleta, como las cucarachas. La tercera explosión evolutiva coincidió con la de las plantas con flores, las angiospermas en cuya polinización los insectos juegan un papel importantísimo.

Historia evolutiva

Las cucarachas son unos insectos que desde que aparecieron hace más de 300 millones de años y durante todo este tiempo han cambiado muy poco, esto demuestra lo acertado de su diseño y costumbres desde que aparecieron.

Se conocen cerca de 4000 especies, estando la mayor parte de las especies situadas entre los trópicos y para definir su  historia evolutiva y relaciones filogenéticas, los entomólogos agrupan a los Mantodea, Isoptera y Blattodea en un superorden llamado Dictyoptera. Evidencias actuales sugieren que las termitas evolucionaron desde las cucarachas auténticas. Si esto fuese así, entonces Blattodea excluyendo los isópteros no serían un grupo monofilético y los isópteros serían actualmente una familia de cucarachas.

Los insectos se caracterizan por presentar el cuerpo dividido en tres partes: Cabeza, tórax y abdomen. Son aplanadas dorsoventralmente y tienen forma ovalada. En la cabeza presentan 2 antenas filiformes que funcionan como órganos táctiles y olfativos. Como todos los insectos del mundo, los Blátidos tienen 3 pares de patas que salen del tórax. Es típico de ellos, un escudo protector (pronotum) situado en la parte superior, que les cubre y protege la cabeza y el tórax.

Al final del abdomen presentan 2 pequeños apéndices denominados cercos, los cuales tienen una función en la captación de vibraciones por el aire. Estos cercos le dan la información sobre un posible predador cerca de ella.

Son animales de hábitos nocturnos y lucífugos, excepto algunas especies diurnas. La mayoría son omnívoros aunque también existen xilófagos y fitófagos. Tienen mecanismos defensivos tanto físicos como químicos, tales como, excreción de sustancias con olor desagradable, presencias de espinas en las patas y emisión de sonidos. Aunque no son animales sociales tienden al gregarismo. El tamaño varía según las especies yendo desde pocos milímetros a más de 10 centímetros.

Con respecto a su nutrición, su aparato bucal típicamente masticador está formado por placas dentadas. A la acción mecánica producida por éstas, hay que sumarle la acción química realizada por glándulas salivares. Su aparato digestivo consta de tres partes: tracto anterior (boca, esófago, buche y molleja), tracto medio (estómago y ciegos gástricos) y tracto posterior (intestino, recto y ano).

Poseen un vaso dorsal único que se extiende a lo largo del cuerpo. Este corazón tubular impulsa la hemolinfa (sangre). La hemolinfa no actúa en el transporte de oxígeno, al contrario que la sangre en animales superiores. La respiración tiene lugar mediante un sistema traqueal, que es un sistema de tubos que se abren al exterior por medio de espiráculos (orificios externos) en el tórax y el abdomen. Estos espiráculos son fácilmente visibles a simple vista, encontrándose por parejas en segmentos del abdomen.

Por todo ello, asombra la característica más destacable de las cucarachas, su persistencia evolutiva. Igual que los individuos adultos son muy semejantes a los jóvenes el paso de unos cientos de millones de años no parece afectar su aspecto externo.

Hace algo más de un año geólogos de la Ohio State University caracterizaron el fósil completo más grande de una cucaracha registrado hasta la fecha, una cucaracha que vivió hace unos 300 millones de años, es decir, unos 55 millones de años antes de los primeros dinosaurios, en una zona entonces pantanosa de Ohio. Pues bien, la cucaracha fósil es totalmente parecida, aunque mayor, que las modernas que viven en los trópicos.

Es indudable que con las cucarachas la evolución echó el resto en cuanto a capacidad de supervivencia se refiere. No contenta con adaptarse a cuantos cambios ha sufrido nuestro planeta en los últimos 400 millones de años, la cucaracha es una de las escasísimas especies a las que no parece afectar la guerra sin cuartel que el hombre ha declarado a la natural.

Diversidad

La Entomología es la parte de la Biología que se ocupa de los artrópodos. Como disciplina tiene ante sí una enorme extensión de territorio científico por desarrollar que incluye el descubrimiento, descripción y clasificación de las especies, así como la obtención y organización de la información relativa a su distribución espacial, biología y ecología, entre otros aspectos.

Se han censado casi 5.000 especies diferentes de cucarachas en todo el mundo de las que solo 20 se han asentado en Europa. Las cucarachas proceden de los trópicos y debido al clima que estaban acostumbradas, cuando se instalan en las urbes prefieren un microclima cálido y húmedo. En España hay cuatro especies y entre ellas la cucaracha alemana (Blatella germanica), llamada popularmente cucaracha alemana, rubia o de las cafeteras, la cucaracha oriental o negra (Blatta orientalis) y las variedades de cucaracha americana (Periplaneta americana) y de bandas marrones (Supella longipalpa), conocida también generalmente como cucaracha de los muebles.

Si analizamos cada una de ellas podemos decir que :

La cucaracha alemana (Blatella germanica) tiene un tamaño de 11 a 14 mm. Es de color marrón y tiene dos bandas oscuras en el tórax. Generalmente asociada permanentemente a las viviendas y edificios, se refugia en lugares estrechos, húmedos y oscuros, donde los individuos esperan la oscuridad de la noche para iniciar su actividad.

Se reproduce sexualmente; las hembras llevan en el abdomen una ooteca durante varios días o semanas, hasta el momento en que poco antes de la eclosión de los huevos la abandonan. Las ninfas pasan por un proceso de mudas que puede llegar a tener de cinco a siete estadios.Es una corredora veloz (hasta 29 cm. /seg) y puede trepar por paredes lisas.

La cucaracha negra, oriental, común o del Viejo Mundo (Blatta orientalis) es una especie de insecto blatodeo de la familia Blattidae. Es nativa de Europa, desde donde se propagó al resto del mundo acompañando a los viajeros y exploradores. Mide cerca de unos 25 a 30 mm. Las tonalidades van del marrón oscuro a negro y tiene un cuerpo brillante. Tanto el macho como la hembra prefieren correr o trepar, no vuelan ni planean, comúnmente por el suelo, con movimientos abruptos. Los machos poseen dos alas largas y de color marrón que cubren la mayoría de su cuerpo, que es más estrecho que el de la cucaracha común hembra. Ni la cucaracha macho ni la hembra pueden volar, aunque ésta última aparte de un cuerpo más ancho que el del macho, parece no tener alas que finalmente se descubren muy cortas e inútiles.

La cucaracha americana o cucaracha roja (Periplaneta americana) es una especie de insecto de la familia Blattidae. Su origen se halla en África tropical, aunque reciba el nombre de “Americana” al ser este lugar donde se identificó por primera vez el especimen. Este tipo de cucaracha tiene un color rojizo y puede llegar a medir hasta 40 mm , siendo una de las de mayor tamaño dentro de las cucarachas comensales causantes de plagas urbanas.  Es de color marrón rojizo con un dibujo claro característico, como una cabeza de elefante, en el tórax. Las alas del macho son más largas que el cuerpo. Las ninfas son de color marrón rojizo uniforme.

Supella longipalpa es una pequeña especie de cucaracha de 10 a 14 mm de longitud. Su coloración oscila entre el marrón oscuro y el dorado. Tiene dos bandas de color claro que atraviesan transversalmente el dorso entre las alas y el abdomen. El macho parece más delgado que la hembra, la hembra parece más ancha. En España ha sido descrita esporádicamente, pero últimamente parece haber establecido poblaciones estables aunque minoritarias en Barcelona y Madrid. Necesitan menos humedad que la cucaracha germánica por lo que tienden a distribuirse de una forma más homogénea en el hogar, como por ejemplo en salas de estar y dormitorios, al contrario que B. germanica que usualmente se suele circunscribir en baños y cocinas. Tienden a no aparecer de día, ya que evitan la luz. Esta plaga relativamente nueva en España, presenta probablemente el mayor potencial de propagación en el futuro.

Hábitos

Alimenticios

Las cucarachas son omnívoras y en el ámbito domestico comen cualquier tipo de restos que sea orgánico, aunque demuestran una especial tendencia hacia materiales con fécula, sustancias dulces y productos cárnicos aunque también pueden comer muchos otros materiales, desde papel, jabón, colillas de cigarrillos, café molido, las heces hasta trozos de ropa² pues tienen simbiontes (protozoarios que ayudan a la digestión de la celulosa) en su aparato digestivo que les permite degradar celulosa, incluso entre si.

Las cucarachas también necesitan agua, aunque la cucaracha de raya café puede vivir por varias semanas con muy poca agua. Las cucarachas prefieren vivir cerca de su fuente de comida y agua. Pero además pueden sobrevivir largos períodos de ayuno, ya que soporta un mes sin agua ni comida, dos meses a agua sola y cinco meses con comida aunque sin agua.

Actividad nocturna

Las cucarachas son más activas en la noche y rehuyen la luz (fototropismo negativo), y viven en sitios oscuros, tranquilos, húmedos y templados, tales como, cocinas, restoranes, hospitales, fábricas de alimentos, supermercados, casas. Su mayor actividad tiene lugar entre 2 y 5 horas posteriores a la caída del sol.

Se ocultan de preferencia en el motor de artefactos eléctricos como refrigeradores, hornos de microondas, máquinas cafeteras, en interruptores, campanas extractoras, próximo a fuentes de alimento y agua donde el  ambiente es cálido y húmedo, las áreas más infestadas son las que presentan grietas y rincones, escritorios con residuo, en las paredes y en los suelos, las tuberías de suministros instaladas en el subsuelo, los recubrimientos de las instalaciones de suministros eléctricos, las bases de mampostería construidas para las máquinas, los desagües y los huecos de ascensores. Todas las especies pueden correr amplias distancias en búsqueda de alimentos.

A las cucarachas también les gusta pasar tiempo en las superficies porosas, tal como la madera, el cartón y el papel—porque pueden llenar estas superficies con su olor—que atrae a otras cucarachas a estas mismas áreas.

Hábitat

Las cucarachas viven en una amplia diversidad de ambientes. Las especies de plagas de cucarachas se adaptan inmediatamente a una variedad de ambientes, pero prefieren las condiciones cálidas de dentro de los edificios. Muchas especies tropicales prefieren ambientes incluso más cálidos y húmedos y no infestan la mayoría de casas. Se calcula que aproximadamente sólo 20 especies de cucarachas de entre las 3.500 especies descritas pueden molestar al hombre.

Todas las variedades de cucarachas prefieren temperaturas relativamente altas de entre 25 y 30 grados. La moderna tecnología de construcción de los edificos de oficinas, instalaciones de producción y superficies industriales actuales favorece una infestación por cucarachas, ya que crea unas condiciones de vida ideales: una temperatura media elevada durante todo el año gracias a calefacciones de, aislamiento térmico y una gran variedad de escondites en placas de aislamiento, revestimientos, artesonados y huecos en paredes de secado.

Se refugian durante el día en grietas, detras de los muebles, bajo papeles, en cañerías y desagues. En estos escondites o zonas de reposo es común encontrarlas agrupadas. Esto se debe a que poseen hormonas de agregación, pero no son consideradas insectos sociales. Las hembras transportan la ooteca durante 1-2 días antes de depositarla. Luego la esconden. Buscan el lugar adecuado palpando con las antenas. Cavan un hoyo, puede ser una leve depresión, con la dimensión de la ooteca. Utilizan el material del fondo mezclándolo con saliva pegajosa para formar una capa sobre el área donde será adherida. Ovipositan la ooteca y la toman con sus mandíbulas por la quilla para ubicarla en la superficie modelada.

Si el clima es apropiado pueden vivir en los alrededores de las viviendas humanas, entrando a ellas para alimientarse. La polución se agrava por los hábitos de estos insectos, ya que defecan y regurgitan mientras se alimentan.
Aunque algunas cucarachas tengan la capacidad de volar, en general las transporta el hombre accidentalmente. La invasión a los edificios se produce a través de las conexiones existentes entre las distintas construcciones humanas, por ejemplo por redes cloacales.

Blaptica dubia es una especie peridomiciliaria que se encuentra, generalmente, en los techos de madera de las casas, en las leñeras de las parrillas y debajo de macetas en parques, jardines y cementerios. Es frecuente su presencia, y es utilizada para alimento de otros animales por lo sencillo que es su crianza. Esta especie es ovovivípara y tiene una ooteca reducida que transporta en la cámara ootecal no siendo visible externamente.

Capacidad de adaptación y supervivencia

La teoría de la evolución de Darwin se basa en la supervivencia del más fuerte, pero no se refería a fortaleza física, si no a capacidad de adaptarse a cambios como condiciones climáticas adversas, defenderse de depredadores, falta de agua o alimento…

Indicamos a continuación porque las cucarachas han sobrevivido hasta nuestros tiempos.

  1. Las cucarachas han cambiado muy poco desde su aparición en el Carbonífero, hace unos 300 millones de años.
  2. Las cucarachas se encuentran entre los animales más resistentes del planeta, algunas especies son capaces de mantenerse activas durante un mes sin comida o siendo capaces de sobrevivir con recursos limitados.
  3. Una cucaracha es capaz de sobrevivir durante más de un mes sin agua. En caso de necesidad, puede absorber la humedad ambiental a través de su cuerpo.
  4. Han perfeccionado su sistema alimenticio por lo que comen de todo para sobrevivir.
  5. Su adaptación a cambios climatológicos y medioambientales esta patente en todas las especies y esto hace que se prodiguen por todo el planeta y en todas las urbes.
  6. Algunas pueden sobrevivir 45 minutos sin respirar o ralentizar los latidos del corazón. Las cucarachas respiran a través de un sistema de tubos llamados tráqueas. Las tráqueas de insectos están adjuntas a los espiráculos, excepto la cabeza.
  7. Las cucarachas pueden sobrevivir a la disección quirúrgica estéril de la cabeza durante un periodo muy largo de hasta 9 dias, especialmente si últimamente se ha alimentado, pero naturalmente son incapaces de alimentarse y mueren al cabo de unas pocas semanas por inanición.
  8. Muy pocos animales pueden regenerar partes amputadas de su cuerpo. Algunas especies lo consiguen, pero no se sabe por qué unas lo logran y otras no. Saber cómo se da algo así podría ser importante debido a su posible aplicación terapéutica en medicina regenerativa.Uno de los animales con capacidad regenerativa es la cucaracha, que cuenta con diversas especies.
  9. Las hembras puedes reproducirse sin contacto con machos…
  10. Han desarrollado una inmunidad a venenos….
  11. Hibernan a la espera de condiciones más favorables.
  12. Han sobrevivido a un holocausto nuclear debido a que las cucarachas tienen una mayor resistencia a las radiaciones que los vertebrados, con una dosis letal entre 6 y 15 veces mayor que los humanos. La capacidad de soportar mejor las radiaciones que los humanos se puede explicar en términos de ciclo celular. Las células son más vulnerables a los efectos de la radiación cuando se están dividiendo. Las células de la cucaracha se dividen sólo una vez cuando se encuentran en cada ciclo de muda, lo cual pasa semanalmente en cucarachas jóvenes. Las células del animal tardan 48 horas para completar un ciclo, lo que dejaría bastante tiempo a la radiación para afectarlas, pero no todas las cucarachas lo harían al mismo tiempo. Eso significa que habría no afectadas por la radiación y que por lo tanto sobrevivirían, al menos inicialmente.
  13. El ciclo vital de las cucarachas está, también, perfectamente adaptado a su extrema capacidad de supervivencia. Como ejemplo a esta capacidad de supervivencia tenemos el caso de algunas hembras que colocan juntos a los huevos fertilizados y de este modo los adhieren entre sí mediante una especie de cemento, que al secar forma una cubierta compacta y dura, casi inmune a las mandíbulas de los depredadores, que contiene a los huevos en su interior.